¿De qué hablamos cuando nos referimos a la hotelería de lujo en Perú?

Compártelo con tus amigos:
Email this to someoneShare on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn43

Las grandes cadenas internacionales, que son referentes del lujo, están establecidas en Perú desde hace varios años, junto a otras nacionales que han ido creando sus hoteles con personalidad propia, todos buscan satisfacer a ese viajero exigente  que busca dos principales atributos: la exclusividad y la personalización. Marcas como  Belmond, Westin, The Luxury Collection, Marriott, Swissotel ya hace años que están establecidas, gestionando hoteles directamente o con acuerdos de franquicia.  Otras marcas peruanas como Inkaterra, LP Hoteles o Ananay Hotels dan el toque local a la hotelería del lujo en Perú.

Algunos especialistas del segmento lujo en nuestro país dieron su punto de vista sobre el negocio de la hotelería de lujo de Perú en la actualidad en un especial de hoteles de lujo publicado en junio por la revista G de Gestión.

Según el gerente de Unidad de Negocios Hoteleros de Los Portales, que gestionan el Country Club Lima Hotel, Eduardo Ibarra Rooth, los huéspedes de lujo buscan dos cosas:  la exclusividad, que se refiere a algo que no es accesible para muchos; y la personalización, que se refiere al servicio especializado recibido durante la estadía. Además y no menos importante, el huésped de lujo busca experiencias. Estas pueden ser a través de una locación única o de una infraestructura histórica. El ejecutivo comenta cuando compara Perú con otros países que no es que nos falten destinos ni atractivos, sino que falta visión y infraestructura para recibir a los turistas.

Respecto a las experiencias, Laurent Carrasset, el director regional de Belmond Perú comenta que en Perú debemos aprovechar nuestros destinos históricos. Belmond en Cusco tiene hoteles que están cerca El Belmond Monasterio Hotel del Belmond Hotel Nazarenas uno de otro, pero que son mundos separados, ya que ofrecen diferentes experiencias. Para continuar con su plan de crecimiento para el 2020 en nuestro país, la cadena ha agregado dos propiedades a su colección: el Belmond Andean Explorer, que es el primer tren de lujo nocturno de la región y el Belmond Casitas, una propiedad en el Cañón del Colca. Además, el ejecutivo define a este turista como un “confident connoisseur”, refiriéndose a que es un turista que no solo valora lo muy refinado y perfecto, sino también el servicio que reciben y los detalles dentro del hotel. A esto agrega, “este viajero quiere experimentar en un entorno con otras personas que comparten la misma sensibilidad.

Patricio Zuconi, director de Ananay Hotels dice que “la hotelería de lujo todavía tiene espacio de crecimiento entre lo clásico y lo boutique”. Esta pequeña cadena de hoteles boutique tiene presencia en Lima y Cusco, con planes a abrir en Arequipa. Sobre los hoteles boutique, Zuconi comenta que en países como Argentina y Chile hay casas que fueron recuperadas y que ahora son exclusivos hoteles, y que lo que falta en nuestro país es inversión y que el sector madure. Finalmente reflexiona diciendo, “Qué se hace primero, ¿el hotel o el destino?”. 

Otro ejemplo de los hoteles de lujo en nuestro país es Hotel Viñas Queirolo en Ica, que es el único hotel del país ubicado dentro de un viñedo. La idea se asemeja mucho a experiencias en otros países reconocidos por su actividad vinícola, como Chile, Argentina, Francia, Italia y Estados Unidos. La gerente del hotel, Ángela Targarona dice que desde hace cinco años cuando iniciaron el proyecto su objetivo era el de posicionarse como el primer hotel de lujo de Ica. Con la buena acogida, y el crecimiento de este tipo de turismo en nuestro país, tienen planes de aumentar el número de habitaciones y implementar un spa para el año 2018.

Para Ana Cecilia Vidal, la gerente corporativa de Comunicaciones de Libertador Hotels Resorts & Spas que opera en modelo de franquicia las marcas Westin en Lima y The Luxury Collection en Cusco, Valle Sagrado y Paracas , los viajeros y su entorno han dado un giro de 360° en los últimos años. Tienen más información sobre el destino al que van incluso antes de llegar, y conocen más el hotel por los comentarios que puedan encontrar en las redes sociales e internet. En el caso de la cadena para la cual trabaja, comenta que ofrece hoteles de lujo en varios destinos, por lo que es la experiencia de lujo completa para el viajero que la elija.

Según los especialistas consultados, todos llegaron a la conclusión de que el viajero de lujo no puede ser definido ni por su nacionalidad ni por su edad, sino por su apreciación por la calidad y su gusto por el placer y el disfrute.

Fuente: Revista G de Gestión  Especial Lujo Hoteles en Junio 2017

 

Compártelo con tus amigos:
Email this to someoneShare on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn43

Un comentario

  • Efectivamente la apreciación por la calidad, el confort, la accesibilidad, el placer, son puntos importantes a considerar cuando nos referimos a hoteles de Lujo. Perú es un mercado en constante crecimiento, mejorando día a día no sólo en servicios sino en ubicaciones estrategicas, permitiendo al cliente selecto una grata estadía acorde a sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.