Entrevista Amparo Aguilar, jefa de operaciones de Casa Hacienda San José en Chincha – Ica

Conversamos con Amparo Aguilar, jefa de operaciones de Casa Hacienda San José, quien nos contó acerca de la evolución del hotel, las experiencias que ofrecen a los clientes, los colaboradores que componen el equipo del hotel  y cómo es que ha sido el cambio de pasar de trabajar en hoteles de ciudad  a gestionar en pleno campo un hotel patrimonio como este.

Cuéntanos sobre cómo esta casa hacienda que tiene más de 400 años se convirtió en hotel

La casa inició con la familia Cillóniz, ya desde esa época la casa era de la Señora Angelita (Angela Benavides de la Quintana) y de su esposo Don Tito (Augusto Cillóniz Garfias), compartían con la familia, con sus hijos y después con los años cuando los hijos iban creciendo empezaron a huéspedes, pero solo referidos. Es así como poco a poco las agencias se vinieron enterando del patrimonio y  de la historia de la casa. La casa tuvo durante varios años un concepto familiar con habitaciones grandes, las cuales eran compartidas con sus hijos, familiares o hermanos.

 

Luego, cuando ocurrió el terremoto del 2007, tardaron como cinco años más o menos para la reconstrucción. Por ser integrado con el INC, demoró cinco años, luego de eso se decide hacer un cambio y pasar a un alojamiento más estructurado, establecido, con un formato de hotel. De ahí entre tanto, ellos decidieron tener como una empresa operadora aparte y después de un par de años es donde decide tener de nuevo la administración propia la familia, la cual lidera la señora Angelita Benavides.

¿Cuál es la estructura del hotel a nivel de servicios, instalaciones?

Contamos con 27 habitaciones, dentro de la casona que es el patrimonio tenemos 12 suites, cada una se diferencia, son grandes, tienen dos ambientes en cada suite. Luego, tenemos 15 habitaciones que es la parte nueva, por así decirlo, que después del 2012 fue dónde se construyó esta nueva área, las habitaciones en esta parte son más estándar, ya que es una estructura totalmente nueva, tiene una vista al jardín y al interior.

También contamos con una piscina, canchita de fútbol, vóley para la recreación, por ahí hemos implementado croquet para los que les gusta, además tenemos bicicletas que pueden utilizar los huéspedes, hamacas para las personas que quieren estar relajadas, ya sea en la noche, en el día o en cualquier momento y las terrazas que son hermosas en verdad. Yo ahora que trabajo acá no estoy en las oficinas como siempre cuento, más bien estoy en las terrazas porque da una tranquilidad única, incomparable con otros lugares.

A nivel de gastronomía, y del restaurante ¿Cuál es la propuesta?

Contamos con un restaurante y un bar, en el restaurante se hizo un cambio, este ha evolucionado bastante,  respecto al equipo, puedo decir que estoy segura y orgullosa que son muy buenos, han hecho cambios con un soporte externo, el cual se ha formado para poder dar la oferta de los platos típicos de acá, en dónde no puede faltar la carapulcra y sopa seca integrados con otros platos internacionales que pueden ser para las personas que buscan aventura, y bueno vale decir que la carapulcra y sopa seca y los platos fuertes como el arroz con pato y unos más por ahí, lo realiza una señora que es de acá del pueblo, que tiene ya varios años trabajando con la familia, empezó  desde jovencita, con idas y venidas y ahora ya está como tres años estable en la cocina y es ella quien los prepara para tener la sazón también.

Carapulcra con sopa seca al estilo Casa Hacienda San José

Por otro lado, los macerados también tienen su particularidad, sino que algunos insumos  los traemos de acá de los jardines, al igual que la cocina que cuenta con un huerto dónde se sacan las verduras, acelga, lechugas, cebollas, entre otras.

El barman Raúl prepara 3 pisco sour con diferentes macerados

Pero en el bar, el chico, que es Raúl el que lo lidera,  trae una fruta que es de la selva, pero también crece en la sierra de chincha que es la tutuma que se usa bastante en el Carmen. La Tutuma es bien conocida aquí en el Carmen y tenemos varias plantas alrededor del jardín, de ahí lo cosecha, lo trae, se saca la pulpa y la macera como mínimo tres meses o seis y ya luego es dónde se brinda el macerado en sours y en chilcanos en base a pisco, entonces es lo que usa Raúl y así sucesivamente.

 

A nivel de experiencias ¿Qué propuestas tienen para los huéspedes durante su estadía?

Bueno en experiencias, nosotros tenemos clases de baile, entre ellos festejo, zapateo y cajón los fines de semana, los sábados normalmente en las tardes siempre debe haber alguna variación avisando a los huéspedes. Luego, tenemos lo que es un show de piano que va integrado con canciones peruanas y también tenemos shows dónde vienen los mismo chicos del Carmen, artistas del Carmen, para hacer la presentación de lo que es también el zapateo, el festejo y  el cajón con el cual van haciendo el ritmo.

También en actividades tenemos el paseo, es un tractor que va jalando una carreta hacia el Carmen y visitamos a los hermanos Ballumbrosio, ahí maso menos ellos presentan como un resumen de lo que se hace en las festividades especiales que es el “Atajo de los negritos” la cual es una preparación para la festividad de la Virgen del Carmen que es en diciembre, ahí ellos nos va contando la historia, como es que van formando la fusión del zapateo con lo que es lo andino, la parte español también, con lo peruano y obviamente con los afrodescendientes.

De ahí tenemos lo que es la cosecha de mandarinas y paltas en temporada solo cuando es temporada o también caminata al campo a esos mismos sembríos, un señor experto va explicando cómo es desde que se siembra hasta la cosecha, es bien didáctico e interesante. Luego, últimamente hemos implementado una caminata para las personas que les gusta caminar a un mirador natural, que esta masomenos a 40 minutos, dependiendo del ritmo y el paso, entre idas y vueltas son como 5 kilómetros caminando o un poquito más y desde ahí se aprecia todo el Valle del Carmen, esto es nuevo.

Y bueno así diferentes actividades como a veces hay en verano  todo tipo aeróbico, pero con música afro, vienen personas del Carmen o de Guayabo a dar clases en la piscina, luego hay taller de sours, así como ustedes vieron que Raúl les mostró e hizo la demostración, también cocina con taller de ceviche. Ahora para Fiestas Patrias estamos armando algo que vaya muy integrado a la parte peruana con la parte de la historia de acá de la sierra.

Dentro de lo que es la Casa Hacienda como patrimonio cultural peruano ¿Tienen actividades para huéspedes o personas que vienen fuera? ¿Qué es lo que muestran?

Para los huéspedes, tienen lo que es un tour guiado, con guías de la casa, quienes van contando toda la historia de su inicio, quiénes fueron los primeros dueños, por qué se construyó, hasta la última dueña, la actual, quien es la señora Angelita. Van mostrando salas donde hay unos cuadros de los primeros dueños, segundos dueños, como pasaron de generación en generación, cuáles fueron las catacumbas dónde eran pasadizos que traían a los esclavos en esa época, iban explicando cuál era su razón. Luego, les muestran la Iglesia que tiene un altar precioso tallado en madera, al igual que los santos que hay en la iglesia. En este tour no solo se cuenta la historia, sino también anécdotas que de repente no están en un libro o en la página web, eso es lo enriquecedor de venir acá. Este tour es para personas que son o no huéspedes, dura aproximadamente 45 minutos.

¿Cuál es el perfil de trabajadores que traba aquí y cuál es perfil que buscan en la Casa Hacienda?

 

El perfil de cada colaborador es algo básico que yo creo que en hotelería siempre se busca, la actitud positiva, que es lo primero que siente al conocer a esta persona, no necesariamente tiene que tener experiencia, porque yo creo y siempre lo he dicho que uno se hace aprendiendo y teniendo la disposición para aprender, además de la actitud. En donde sea y sobre todo en hotelería que es bastante contacto con el público, con los huéspedes que vienen aquí a relajarse o a pasar un tiempo tranquilos hay que tener la actitud, ya con eso yo creo que el equipo o cada persona hace su camino más exitoso. Eso es lo que se busca, y bueno la experiencia como te dije se va preparando y formando acá.

Hemos empezado el año pasado con capacitaciones para el restaurante periódicamente, para que ellos puedan reforzar lo que alguna vez de repente no supieron, porque igual la escuela es de la vida, a veces no está en las aulas, esto lo que yo siempre le digo los chicos que no porque uno estudia cinco años ya es exitoso, cuando uno ya está en la práctica es donde se demuestra.

Para las empresas que quieran hacer reuniones o eventos ¿Tienen alguna propuesta para ofrecerles?

Hay una encargada de ventas, quien se encarga de los contactos, a través de ella se comunican. Tenemos espacios para hacer conferencias, tenemos un salón principal ahora que lo estamos utilizando para eso, luego, también nos piden a veces para sus días de integración, momentos recreativos, por los espacios grandes de los jardines. También a veces para planeamiento estratégico por la tranquilidad han venido personas por días, lo que si nos piden algunos requerimientos especiales, solamente nos lo solicitan y lo hacemos.

Luego, fiestas, cumpleaños, aniversarios, bodas que se realizan en los espacios que los novios elijan y eso es lo bonito, porque tienen un montón de lugares para elegir, de acuerdo a la cantidad de personas también, siempre cuando es de 300 personas a más recomendamos los jardines, si es menos puede ser en cualquier otra parte, puede ser la piscina o el mismo patio centro que es hermoso, donde también se han realizado bodas. Cumpleaños también hemos celebrado, hace poco fue una fiesta patronal de tres días.

¿Cómo está siendo tu experiencia en este hotel?

Bueno, es diferente salir de la ciudad y tener como una línea y venir acá, al campo. Lo que siento es que he tenido mucha alimentación de experiencias y aprendizaje, sobre todo con la señora Angelita, quien es con la que siempre estoy en contacto directo y con el hotel. Como ella dice, que a pesar de no haber estudiado hotelería, la escuela de la vida la ha hecho tener esa esencia de hotelera, que de por sí parece que ya lo tiene innato y cada detalle, ajuste o gestión cuando lo veo con ella es como una alta directora, es la experiencia que te da bastante enriquecimiento como persona y profesional.

Luego, obviamente estando aquí  dentro del hotel, dentro de la naturaleza, he aprendido un montón de cosas de lo que son jardines, plantas, cosas también que por ahí uno no ve en la ciudad, porque esto es más abierto, cosas de animales, por ejemplo tenemos una granjita de aves, ahí veo cómo se alimentan, la Señora Angelita también tiene mucho contacto y cariño para las personas que son de su pueblo de San José, la cultura viva del Carmen y de San José son muy alegres, eso también ayuda mucho a la parte de gestión, porque 90% diría yo son de aquí lo que ayuda mucho a la esencia del hotel.

Entrevista realizada por

Javier Baz

Blogger y creador de Hotel Perú News.

Gerente Ventas y Marketing de abanZa Hotelería. 

Editada por María Fernanda Arguedas

¿Quieres leer otras entrevistas a hoteleros de Perú?

Ingresa aquí >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.