Inkaterra apoyó a Machu Picchu a convertirse en primera ciudad sostenible de Latinoamérica.

La alianza estratégica entre Inkaterra, Grupo AJE y la Municipalidad de Machu Picchu, logró que Machu Picchu sea el primer destino de Perú y Latinoamérica en gestionar sus residuos sólidos de manera sostenible, convirtiéndose en la primera ciudad 100% sostenible en esta parte del continente.

Continuando con las iniciativas para la conservación y el cuidado medioambiental de Machu Picchu, la alianza presentó la primera Planta de Tratamiento de Residuos Orgánicos en una ceremonia a la que asistieron autoridades del Ministerio del Ambiente y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP).

Esta innovadora tecnología tiene la capacidad de procesar a través de pirólisis (descomposición química a altas temperaturas en ausencia de oxígeno) ocho toneladas de residuos al día para generar bio-carbón, un fertilizante natural que ayudará a la reforestación del bosque de nubes andino y contribuirá con la productividad agrícola en Machu Picchu.

“Nuestra maravilla ahora puede ser percibida como un destino sostenible, convertido en un ejemplo de gestión para el ecoturismo a nivel mundial. Hemos conseguido despertar la conciencia ecológica de la comunidad, que hoy segrega los residuos desde los hogares y establecimientos. Hoy presentamos una tecnología innovadora que contribuirá a la agricultura de alta montaña tradicional y ayudará a restaurar el bosque de nubes andino en Machu Picchu””, agregó José Koechlin, presidente de Inkaterra.

La primera iniciativa, encabezada por el Grupo AJE e Inkaterra, se realizó en el
2017 al donar la Planta Compactadora de Residuos Plásticos. Esta acción ayudó
a evitar que nuestra maravilla del mundo ingrese a la lista de patrimonios en
riesgo de las UNESCO. Actualmente, se procesan 14 toneladas diarias de
plástico PET en esta planta.

En el 2018, el proyecto de convertir la ciudad de Machu Picchu en un modelo
de sostenibilidad global, ganó en Alemania el prestigioso premio Die Goldene
Palme en la categoría “Turismo Responsable”, como también el premio Líderes
+ 1

Lea todo la noticia completa aquí >> 

 

Inkaterra es pionera del ecoturismo en Perú desde 1975, y hoy es reconocida como líder
mundial en desarrollo sostenible. Con el objetivo de difundir valores culturales y naturales,
Inkaterra trabaja con un enfoque holístico: produce investigación científica como base para
la conservación de la biodiversidad, la educación y el bienestar de las comunidades locales.

Atendiendo anualmente a más de 220,000 viajeros, Inkaterra se encuentra en el bosque
amazónico de Madre de Dios (Inkaterra Reserva Amazónica, Inkaterra Hacienda
Concepción e Inkaterra Guides Field Station), en el bosque de nubes de Machu Picchu
(Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel y El MaPi byInkaterra), entre las calles empedradas
de Cusco (Inkaterra La Casona), y en las montañas del Valle Sagrado de los Incas (Inkaterra Hacienda Urubamba). Sus hoteles se caracterizan por diseños inspirados en la arquitectura tradicional y por ser construidos con materiales nativos, en armonía con el entorno.

Un comentario

  • Bien por la participación de la empresa privada, ejemplo que otras empresas del sector hotelero, no solo de Machu Picchu, deberían gestionar en bien de la sociedad. En la ciudad del Cusco y el Valle Sagrado, existen muchas cadenas de hoteles de participación nacional y extranjera que deberían participar plena y responsablemente en este proceso de desarrollo sostenible, hoy por hoy no lo hacen y pienso que eso es una falta de conciencia de estos empresarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.