La experiencia elemento clave de la venta en hotelería – Por Guillermo Reategui

Compártelo con tus amigos:
Email this to someoneShare on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn46

Guillermo Reategui con una de sus clientes importantes Karina Ochoa

Mi primera experiencia dentro del fantástico mundo de la hotelería, la tuve a los 23 años. Recuerdo que estaba muy emocionado pues trabajar en hoteles siempre representó para mí algo muy retador y que a largo plazo, sabía que me llenaría de satisfacciones. El departamento donde inicié esta increíble experiencia, me gusta verlo de esa manera, fue  el departamento de alimentos y bebidas en un hotel 05 estrellas. Fue un gran reto para mí trabajar en un hotel  que es parte de una colección de lujosos hoteles de categoría mundial, que se ubica en Miraflores, uno  de los distritos más cosmopolitas de Lima.

Esa primera experiencia fue increíble pues tuve el placer de poder ser parte de dos equipos muy importantes dentro de ese hotel; estos eran los equipos de producción de la pastelería, donde colaboré un buen tiempo y  restaurante, como mesero. Cumpliendo cada tarea con muchas ganas, planteándome cada día nuevos retos y siempre tratando de brindar el mejor servicio a los clientes y personas con las que trabajaba, llegaron los buenos resultados. Pronto fue testigo que las personas y empresas donde laboramos, valoran un gran servicio pues empecé a obtener tickets de consumo geniales, buen margen de ventas, excelentes propinas y lo más importante, el reconocimiento de muchos clientes y compañeros de trabajo a los que puedo hoy puedo llamar amigos. Y  es que gracias a todo ellos, es que decidí embarcarme en una nueva aventura, que veía muy cautivadora desde hace mucho; tratar de ser parte  de ese equipo de ventas tan importante de aquel hermoso hotel miraflorino.

Recuerdo que estaba muy emocionado y para la entrevista al puesto de Ejecutivo de Ventas, quería dar lo mejor de mí y causar una gran impresión. Lo primero que hice fue conseguir un terno prestado y pedirle consejos a mis amigos y familia más cercana. Todo ello dio un gran resultado pues logré lo que tanto anhelaba en ese momento pues en no más de 15 días ya era parte del equipo comercial, logrando alcanzar una más de mis metas  en esta hermosa carrera.

Actualmente,  lidero el área  de ventas del  Foresta Hotel Lima,  un hotel independiente cuatro estrellas, muy bien posicionado en el mercado local. Cuento ahora con más de 10 años experiencia en ventas y puedo decir que toda la experiencia profesional en este mundo son un cúmulo de retos, metas, frustraciones  y satisfacciones que nos ayudan a ser mejores en lo que hacemos. Hoy puedo afirmar que no puedes dar por cerrada una venta,  si no te das cuenta que hay una palabra que realmente puede llevarte a alcanzar el éxito –  dependiendo del  contexto en que la uses – esta palabra es experiencia.

La experiencia no la considero aquí,  como el tiempo que llevas desarrollando una función específica sumada al conocimiento que puedes acumular en este camino. Esta palabra involucra muchas más variables que puedo explicar con un ejemplo muy simple. Desde  poder crear a partir de la preparación de un desayuno, almuerzo o cena en el restaurante del hotel, una experiencia única para el cliente y para quienes están involucrados en todo el proceso, agregando valor en cada una de las tareas que culminan con la satisfacción del cliente. Considero que tienes y necesitas ubicarte en tu línea de tiempo de desarrollo profesional, como protagonista y parte activa en la cadena de valor que tu hotel o tu organización ha definido.

Guillermo junto a sus compañeras del Foresta Hotel Lima

En el día a día, un profesional en ventas,intercambia mucha información, siendo esta básica y vital para el desarrollo de sus actividades,administra información, recibe solicitudes, envía cotizaciones hasta maneja información personal de sus clientes más valorados,negocia acuerdos a corto, mediano o largo plazo, analiza cifras, es aquí donde tu experiencia de haber sido parte de la logística, producción, tecnologías, infraestructura de tu hotel  y entorno, te ayuda gestionar correctamente una venta y post venta, apoyándote con tu todo tu equipo, el portero, el mesero, la camarera y hasta tu propio jefe. Es clave el apoyo de todo el equipo humano del hotel, con el que convives hasta a veces más de 08 horas diarias, que te ayuda a alcanzar los objetivos, creando ese sentido de pertenencia  con tu hotel y sus estándares, siempre sumada a una actitud ganadora, automotivación y  esas  ganas de alguien que le apasiona el servicio y el reto de vender.

Aquí es  donde se tiene que entender que la experiencia, no solo te llena de conocimientos y habilidades, sino que sigue siendo el pilar para generar más relaciones, más negocios y alcanzar más objetivos.

 

 

Escrito  por Guillermo Reategui – Jefe de Ventas Foresta Hotel Lima

Ver perfil en Linkedin

 

 

 

 

OTROS POST RELACIONADOS A VENTAS EN HOTELES

Clientes desean vivir experiencias únicas comenta Javier Baz capacitador del Taller de Venta Cruzada para Hoteles y Restaurantes

Compártelo con tus amigos:
Email this to someoneShare on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn46

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.