Selina apuesta por los “Nómades digitales”, que buscan nuevas experiencias de viaje

Hace tres décadas, viajar y trabajar eran dos actividades que no podían asociarse ni complementarse la una a la otra. La tecnología era incipiente y los dispositivos analógicos, por lo que la comunicación se adaptaba a esos mismos conceptos. Hoy en día, la globalización y la revolución digital dieron paso a un cambio social, que significó un mundo conectado a través del internet.

Bajo esa premisa, se definió un nuevo perfil de viajero, el cual tiene como necesidad básica estar conectado, aprovechando la libertad que le da la tecnología para vivir y trabajar desde cualquier lado. Se trata de los “Nómadas digitales, que utilizan las TIC’s e internet como medio a fin de continuar con su estilo de vida nómada: añadiendo nuevas experiencias, conectando con otras realidades y expandiendo comunidad.

Los nómades digitales buscan experiencias que se adapten a sus formas de viajar. Esta necesidad ha sido identificada por Selina, que combina la experiencia de un hotel boutique con un nuevo concepto de hospitalidad, proporcionando un ecosistema para una nueva generación de personas más auténticas, flexibles, con ganas de viajar y conectar con otras realidades, trabajar, jugar, aprender, con conciencia económica y responsabilidad hacia el planeta.

Selina aterrizó en Perú hace 11 meses y ha logrado un rápido crecimiento, gracias a su objetivo por satisfacer a ese nuevo público, sin dejar de lado su negocio. Este nuevo concepto de hotel cuenta con áreas de coworking, que permite a ésta generación de viajeros hacer seguimiento a sus quehaceres laborales, sin excluir el disfrute de viajar y conocer nuevos destinos.

Para los viajeros de este perfil, amantes del Perú, les resulta enriquecedor vivir la experiencia Selina, ya que en todo momento buscan descubrir nuevas culturas, conocer personas locales y descubrir lugares que no se encuentran fácilmente en las guías de turismo tradicionales.

Para ello, Selina cuenta con espacios acondicionados para la socialización, como su restaurante, que combina la buena gastronomía con insumos locales de cada lugar, además de romper con la idea monótona de un restaurante de hotel, pues cuenta con un lindo bar, una zona de juegos, mesa de pool, dentro de distintos ambientes para relajarse. Sin duda, este espacio busca ser el punto de encuentro de viajeros y locales que disfrutan de la buena música, el arte, el diseño y la cultura.

Otro aspecto a resaltar es que Selina trabaja contenido constante durante todo el año, a fin de mantener el interés de su público, que busca nutrirse de cultura, música, arte, diseño, gastronomía, wellness, sostenibilidad y demás temas acordes al estilo de vida nómada.

Por ejemplo, es usual que después de un día cargado de paseos y trabajo, los huéspedes se refugien en el área de yoga/wellness para encontrar su centro y relajarse. Sin dejar de lado la opción de luego disfrutar de un concierto acústico de alguna banda local, en las instalaciones de Selina.

Este ecosistema de la hospitalidad, que figura como uno de los de mayor crecimiento en el mundo, ya cuenta con cinco hoteles en el país, en las ciudades de, Lima, Arequipa, Huaraz y dos propiedades en Cusco, convirtiéndose en el país con más aperturas en Sudamérica junto a Colombia.

Además, Selina ya tiene en la mira sus próximas aperturas para el 2019, en lugares tales como: Máncora y Machu Picchu pueblo en Cusco. Estos nuevos destinos responden a su modelo de negocio, el cual tiene en cuenta la ayuda a comunidades, generando así, valor para sus visitantes.

Oferta de empleo disponible hasta el 01 de julio de 2019. Accede aquí para ver detalles y aplicar  https://bit.ly/2WkjIZu

 

Selina recauda US$ 100 millones para seguir con su expansión y GRUPO WIESE entra como socio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.