Javier Baz se alojó en el hotel Jw Marriott El Convento Cusco y comparte una experiencia donde Danitza  Hallasi, quien trabaja como server en el Restaurante Quespi, cuenta sobre un tratamiento medicinal natural con muña y alcohol que recomienda a los huespedes afectados por el mal de altura.

En el JW Marriott El Convento Cusco, conocí a Danitza, una de las colaboradoras del hotel que trabaja en el área de Alimentos y Bebidas. A la hora del desayuno, Danitza nos sirve un mate de muña y nos cuenta de cómo el hotel tiene un huerto en el medio del jardín en el cual se cultiva la muña, una hierba que sirve para la digestión y el mal de altura.

Danitza cuenta que su abuela, quien era quechua hablante, le enseñó a utilizar las hierbas para ayudar a las personas que tienen mal de altura, dolores de cabeza o estomacales, más conocido como el soroche, en la sierra peruana.

Comenta Danitza: ” Agarro la muña seca y lo mezclo con el alcohol, se coge un poco en la mano y se va mezclando en la mano, se da unos golpes con la mano ¿por qué hacemos esto? para poder sacarle más ese olor a menta de la muña y además que es más intenso cuando está seco”.

Con esa mezcla de muña y alcohol, nos retiramos la mascarilla y la olemos profundamente. Este olor tiene propiedades relajantes. Se puede sentir el agradable e intenso olor de la muña, esta hierba natural oriunda de Perú y otros países de Latinoamérica.

Como el olor se esparce rápidamente, Danitza nos enseña que podemos también usar la muña de otra manera. Podemos pasar las manos por la sien y el cuello dando ligeros masajes. Esta hierba grandiosa no solo nos ayuda a sentirnos más relajados sino a respirar mucho mejor.

Las hojas de coca, también nos explica Danitza, son buenas masticarlas pero no en exceso. También en los dolores de cabeza, en caso no se cuente con la muña, podemos usar las hojas de coca y colocarlas en la parte de la sien y ayuda mucho a aliviar ese dolor de cabeza.

Desde luego, venir al JW Marriott El Convento Cusco a disfrutar de una estadía maravillosa, de la rica comida peruana y además tenemos un tratamiento natural muy beneficioso para todos los turistas. Felicitaciones a Danitza por su excelente servicio y sus conocimientos ancestrales que comparte con los huéspedes y que hacen posible una experiencia realmente única, donde los pequeños detalles sobrelen.

Conoce más del JW MARRIOTT EL CONVENTO CUSCO >>

Para mayor información sobre el hotel accede aquí >>

Personal de restaurante Qespi en acción aplicando los protocolos de bioseguridad en JW Marriott El Convento Cusco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *