Javier Baz visitó las instalaciones del hotel Ananay Villa Barranco, uno de los hoteles de Ananay Hotels y entrevistó a Patricio Zucconi, Director Gerente de la cadena, quien comentó acerca del proceso de restauración que llevan a cabo en todos sus proyectos hoteleros, la importancia de usar productos netamente peruanos en todos sus hoteles y sus nuevos proyectos de expansión.

1. ¿Cómo ha sido tu carrera profesional hasta llegar a ser Director Gerente de Ananay Hotels desde el 2013?

He tenido la suerte de estar en Perú en los últimos 25 años, pero antes estuve un tiempo en Europa, trabajando en hoteles entre Londres y Roma, y luego decidí venirme al Perú y quedarme aquí a hacer lo que me gusta, a empujar el turismo peruano y difundir las maravillas que tenemos acá.

Han sido unos años muy lindos y al tener la oportunidad de ser una empresa nueva como Ananay y crearla desde cero con el apoyo de nuestros socios, y tener este proyecto que cada día se vuelve más sólido y se va haciendo más tangible la existencia de hoteles boutique.

Nosotro como gestores de estos hoteles nos hicimos una propuesta personal de generar un producto como al que a nosotros nos gusta cuando viajamos, ya sea dentro o fuera del Perú. En base a esa premisa nosotros creamos Ananay Hotels.

2. Cuéntanos sobre el concepto de la marca Ananay Hotels ¿Cómo se creó, dónde están ubicados y cuales son?

Tenemos 3 hoteles por ahora. Uno está en Barranco, se llama Villa Barranco, tenemos dos en Cusco, uno es Quinta San Blas y el otro es Palacio Manco Capac. 

Estos hoteles al ser boutique, son hoteles pequeños entre 9 habitaciones el de Villa Barranco, 20 habitaciones el de San Blas y 22 habitaciones el de Palacio Manco Capac

Nosotros estamos focalizados en tener una propiedad con una valor patrimonial donde nosotros podamos restaurarla y preservarla y traerla de nuevo a uso, y tener este privilegio de tener edificaciones que tengan nuevamente la vida y podamos ofrecerlas nuevamente al turista o viajero.

Queremos que gocen de la hospitalidad en una casa que tiene un valor intrínseco, además de valor del servicio, de la personalización y todo lo que un hotel boutique normalmente tiene. 

Esa es la parte que nos gusta demostrar: el valor de la mano de obra del artesano peruano, ya sea el que va a restaurar las molduras o las puertas o los muebles, y el valor del servicio. Sabemos la calidad que tiene el peruano como anfitrión.

Villa Barranco

3. ¿A qué tipo de cliente están enfocados?

Tenemos la suerte de tener una segmentación muy grande, muy extensa.  El reporte de nacionalidades es muy variada, hemos contado cerca de 70 nacionalidades. 

Obviamente como sabemos en el Perú hay una segmentación marcada hacia Norteamérica, Sudamérica y Europa, pero también tenemos mucha gente de Medio Oriente y de Asia. En Cusco es lo mismo, porque al haber pocos hoteles boutique en el Perú, esa gente que busca hoteles de esta tipología, es muy segmentada, entonces tenemos esa variedad de clientela felizmente.

4. ¿Cuál es la propuesta de valor y qué tipo de experiencias únicas pueden vivir los huéspedes en su estancia en los hoteles de ananay?

Nosotros valoramos mucho el producto peruano y no solamente de corazón, sino de acto. 

Solo usamos cosas peruanas en estos hoteles

Queremos hacer una propuesta de valor de lo que comúnmente se llama KM 0 o KM 10, como lo quieras definir. Nosotros tenemos en uso y en oferta solo productos de calidad de bodegas peruanos, de destiladores peruanos, de productores peruanos, de mermeladas, de quesos, de yogurt, de todos los insumos que se usan básicamente para Alimentos y Bebidas. 


Es parte de nuestra filosofía y estar comprometidos con el uso mínimo o casi inexistente del plástico en los hoteles, porque va con nuestra forma de trabajar y de ver cómo debe ser el mundo en general.

5. Cuéntanos cómo es el proceso de restauración y puesta en valor de las casonas que han convertido en hoteles boutique en los diferentes destinos desde la perspectiva de sostenibilidad que para ti es tan importante?

Tenemos una mano sabia en el artesano peruano. En esta casa no solamente son construcciones típicas, tenemos mucha parte artesanal y eso es uno de las cosas que más necesitamos valorar en el Perú, cómo miles de años en sabiduría, en alfarería, en edificaciones a lo largo de la historia del Perú, y se sigue reflejando hoy en día cuando uno necesita restaurar una casa, ya sea cuando tienes que restaurar un muro de adobe, tienes que arreglar un muro de piedra en Cusco, cuando tienes que restaurar un mueble antiguo, tratando obviamente de no usar madera, que ya está en peligro de extinción. 

Nosotros siempre estamos detrás de esa parte muy conciente de que la madera que usemos sea madera de segundo o tercer uso. Nosotros solo compramos madera de demoliciones, porque creo que es parte de lo que además le da el valor a todo lo que tenemos que construir, edificar o restaurar. Esa es una de las partes que nos gusta más hacer, el inicio de los proyectos.

6. Cuéntanos cuál es el perfil de colaboradores que trabajan en los hoteles y qué oportunidades de desarrollo profesional pueden encontrar los colaboradores al incorporarse a la familia de Ananay Hotels?

Yo creo que la hotelería boutique es una gran escuelo, porque en un hotel de lujo grande las áreas están muy bien definidas y las funciones están muy bien definidas. Sin embargo en un hotel boutique, por la dimensión y por la cantidad de personal que tienes, tienen que manejar diferentes habilidades y al mismo tiempo van a aprender.

Tienen el perfil de multiperfiles, hacen de todo. Básicamente la persona que esté en recepción, si se necesita viene y hace un cóctel, o si necesita va y se prepara un omelet y si en algún momento tienen tiempo, van y apoyan a la gente que está en Housekeeping, que también pueden venir a hacer otra labora secundaria y así se van intercambiando un poco los roles. 

Además les gusta a los chicos ver cómo pueden ser multifunciones. Hemos tenido muchos estudiantes de diferentes facultades. Trabajamos muy de cerca con Cenfotur y en general tenemos mucha gente que disfruta sus prácticas aquí porque constantemente están viendo diferentes campos. 
A veces hemos tenido oportunidad de involucrarnos no como factores sino como observadores de procesos de restauración. Es muy interesante. El perfil del trabajador de un hotel boutique es polifuncional.

7. ¿Qué tecnología usáis en los hoteles?

En Ananay Hotels usamos las soluciones de FNSrooms por varios motivos. Primero porque conocemos a uno de los fundadores de la empresa y esto nos dio una gran confianza porque, una de las cosas más valiosas, de FNSrooms es tener un servicio de post venta muy bueno. Esto es importantísimo, porque hemos sido usuarios de otros sistemas hoteleros donde la post venta era precaria o inexistente; en cambio, con FNSrooms la respuesta es muy buena inmediata, hay una gran dedicación a resolver los problemas y a crear nuevas herramientas. Desde España ellos están muy atentos a generar el valor, que va a ser permanente y se va a distribuir entre todos los usuarios.

Además, la virtud que tienen es que ofrecen un sistema online, que es fácil de usar, fácil de ingresar y salir como cliente, creo que esas son las cosas más importantes para mi. No solamente la funcionalidad que es intrínseca, es fácil de usar, es fácil de enseñar, es bastante intuitivo y tiene todos los servicios como canal de ventas, motor de reservas, el PMS, el sistema de A&B, etc.

8. ¿Cómo ves el panorama de la hotelería en el Perú a fines del 2021 cuando todavía estamos afrontando el COVID-19?

El 21 está cada vez mejor, se ve una pendiente ascendente, lo cual es alentador y las grandes operadoras y agencias de viaje de afuera nos dicen lo mismo. Ven con optimismo y en el 22 la temporada baja seguramente se volverá a sentir, como es normal, y la temporada alta que toca a partir de abril sea ya un franco despegue un franco despegue del turismo en general.

9. ¿Cómo ves el futuro de Ananay en 5 años? ¿Estáis trabajando o considerando  algún nuevo proyecto en  algún nuevo destino de Perú?

Ahora estamos haciendo un tercer hotel en Cusco y tenemos un proyecto en Arequipa donde ya estamos cerca de la licencia de obra y estos son nuestros proyectos más cercanos para lo que es restauración y proyectos en Cusco.

Yo creo que esos 2 proyectos nos van a tomar por lo menos 2 o 3 años. El de Cusco nos tomará un año y medio y el de Arequipa unos dos años. Tenemos alianzas con una gran amiga Rocío Flores, de Gocta Natura con el cual también trabajamos juntos. 

Yo creo que con esos dos proyectos estamos tranquilos por ahora y una vez terminados lanzarlos. Es prudencial. Siempre buscando oportunidades en sitios extraordinarios y esperando que se pueda desarrollar más cosas

 10. ¿Qué es la hospitalidad para ti?

Yo siempre la he definido como un proceso de aprendizaje mutuo. Cuando converso con nuestro viajero de nuestros hoteles, era el disfrute de dos culturas de encontrarse y de intercambiar valores. Es parte fundamental de los negocios y de nuestra vida como hoteleros. 

Compartir nuestra cultura y absorber de los viajeros su cultura y cómo ven nuestro país, y en general la vida. Eso es una de los cosas que a mí más me llena.

Entrevista realizada por Javier Baz

Editada y transcrita por Angie Laura



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *