Los hoteles de Lima obtienen los mejores resultados de la región en 2016 sobre tarifa promedio y ocupación

La desaceleración económica mundial y regional vivida entre 2015 y 2016 afectó a todo Sudamérica. Sin embargo, para este 2017, se espera un cambio en la tendencia, lo que resultaría en un mayor dinamismo para el sector hotelero en la región Sudamericana. En Perú, las variaciones de tarifa promedio y de ocupación fueron las menores de la región. 

 

En 2016, salvo Perú, los países analizados mostraron caída o desaceleración de su economía e inflación creciente. Un año después, las expectativas son de mejora en todos los indicadores. El Boletín Latin Focus de enero de 2017 prevé mayor crecimiento para Sudamérica, inflación volviendo a sus metas y encausamiento de las economías brasilera y argentina, importantes socios comerciales para la región.

“En varios de los países analizados ya se percibe el cambio de humor. Si bien quedan reformas pendientes y desafíos por resolver, ya es posible observar signos positivos y una mejora en el nivel de confianza y en el clima institucional y de negocios. Esto, junto a un contexto mundial y regional más favorable hará que Sudamérica vuelva a crecer en 2017, favoreciendo al sector hotelero, principalmente en mercados con pocas aperturas previstas”, afirma Pedro Cypriano, Consulting Director de HVS/HotelInvest.

“Para 2017, si bien la oferta se ampliará en algunas ciudades, se espera que la tendencia creciente de demanda se acentúe, en línea con la aceleración económica proyectada y la consolidación de los destinos, lo que permitirá que varias ciudades y segmentos continúen presentado niveles atractivos de ocupación y tarifa promedio diaria”, comenta Fernanda L’Hopital, Associate Director de HVS/HotelInvest.

Vea debajo los principales resultados de desempeño de las ciudades analizadas en el Panorama de la Hotelería Sudamericana y sus perspectivas para 2017:

Lima

En 2016, la variación de tarifa promedio y de ocupación fue de 2,0% y -3,2%, respectivamente. Recientes aperturas y economía en stand by durante el primer semestre, por causa de las elecciones presidenciales, impactaron sobre el desempeño de los hoteles. Si bien el aumento de oferta previsto hasta 2020/21 podría afectar la performance hotelera en el corto plazo, las buenas perspectivas de crecimiento económico y turístico de Lima sugieren que la nueva oferta se absorberá en un plazo corto y que la ciudad mantendrá sus altos niveles de ocupación y tarifa promedio.

Buenos Aires

En 2016, hubo un cambio de tendencia y comenzaron a observarse signos de recuperación. La variación de tarifa promedio y de ocupación fue de 58,1% y 0,3%, respectivamente, impactando favorablemente sobre la rentabilidad de los hoteles. Con la menor cantidad de hoteles por inaugurar y la mejora en las perspectivas económicas, Buenos Aires debería incrementar su ocupación y tarifa en 2017.

Santiago

Luego de haber sido sede de la Copa América en 2015, registró caídas en tarifa promedio y ocupación de 7,1% y 2,8%, respectivamente. Si bien hubo un incremento de turistas y de demanda hotelera en Santiago, el aumento de oferta fue superior, provocando una mayor competitividad en tarifa. A pesar de que la ocupación de Santiago podría verse afectada por nuevas aperturas en 2017, la ciudad ha mostrado una rápida capacidad de absorción de la oferta, lo que permitirá mantener niveles atractivos de ocupación y tarifa promedio.

Bogotá

La variación de tarifa promedio y de ocupación en 2016 fue de 4,2% y 6,2%, respectivamente. Si bien habrá aperturas en los próximos meses, se espera que el crecimiento de demanda logre sobrepasar al de oferta. El fin de los beneficios fiscales para la construcción de nuevos hoteles disminuirá el ritmo de desarrollo de nuevos proyectos. En ese contexto, la perspectiva de desempeño del sector es positiva.

San Pablo

En 2016, la variación de tarifa promedio y de ocupación fue de -5,4% y -3,6%, respectivamente. Al no haber registrado un significativo crecimiento de oferta en los últimos años, es la ciudad brasileña con potencial de recuperación más rápido, lo que indica oportunidades para nuevos desarrollos en el mediano plazo.

Río de Janeiro

En año de Juegos Olímpicos, la capital fluminense registró variación de tarifa promedio y de ocupación de 22,3% y -12,8%, respectivamente. El gran desafío comienza en 2017, pasado el evento. La oferta hotelera de la ciudad creció en 10.000 cuartos sólo en 2016.

 

 

Para mayor información: Panorama de la Hoteleria Sudamericana HVS – 2017

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *