Inicia el mes de Mayo, y con él, nuevas esperanzas para todos los que estamos en el sector de viajes y turismo. A lo largo de un año, y unos pocos meses más, hemos asistido a un evento que nos detuvo, nos exigió, nos retó, y llevo a sacar lo mejor de cada uno de nosotros para resistir. Hace un año veíamos imposible tal hazaña que se ha logrado. El costo ha sido tremendo, muchos puestos de trabajo perdidos, y empresas que no han podido sobrevivir. Nos ha dejado muchas enseñanzas de gestión, ahorro e inversión.

Viajes Pacífico agradece a todos los que nos dieron apoyo, empezando por todos aquellos trabajadores, que en la crisis, nos extendieron su confianza y comprendieron que ante esta crisis no teníamos muchas salidas. Para todos ellos mi agradecimiento por siempre.

Hoy, la esperanza comienza a crecer nuevamente, poco a poco las fronteras comienzan a abrirse en varios países, la pandemia no va a dejar de existir, pero a diferencia de hace un año, las vacunas están haciendo su trabajo. Hace sólo un año, existía la incertidumbre y algunos decían que no habría vacuna hasta dentro de mucho tiempo. Lo imposible se volvió posible por el tesón de los científicos y los grandes recursos financieros que se destinaron para lograr conseguir lo imposible.

Mayo, va a ser un mes del renacer, además, soy Tauro, así que confío en la fuerza del toro, recordemos que el año nuevo chino de este año es el del Buey, primo hermano del toro, así que todo va a ir bien. Esto no es nada científico, tal vez, pero las esperanzas y la fe tampoco.

El Caribe comienza a crecer con más vuelos desde Norteamérica y Europa. El primer viaje de muchos turistas vacunados será sol y playa, se avecina el verano del hemisferio norte. Países como el Perú, se vienen preparando con todos los protocolos para recibir a los turistas que, vacunados o no, están deseosos de viajar a conocer un destino místico, mágico y , porque no decirlo, sin mucha gente en los grandes atractivos. Las fotos de los primeros turistas atestiguan esto.

2021, va a seguir siendo un año de retos para el turismo, claro que sí, se dice que el turismo no se recuperará hasta el 2024 comparado al año 2019, pre pandemia, pero como todo, eso depende del comportamiento humano.

El trabajo remoto, la flexibilidad laboral, el reencuentro con nuestras familias, amigos, clientes y ese afán de descubrir el mundo, más sostenible, más inclusivo, más respetuoso, motivarán un nuevo estilo de viajes.

El Turismo es de personas para personas. Los grandes destinos atraen por sus maravillosos paisajes o espectaculares creaciones humanas, pero son las personas las que crean esa gran obra y le dan la dimensión de un gran destino. Por eso, turismo siempre será un motor de desarrollo económico y gran empleador.

Nos toca hacer lo que los científicos hicieron, recuperar el turismo en menos plazo que el esperado. Mayo, allá vamos !!

Articulo publicado en el perfil de Linkedin de Enrique Quiñones

Otros artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *