Yvonne Torres, socia fundadora de García + Torres Arquitectos, empresa encargada de la transformación del Mercure Ariosto Lima para adecuarlo a los estándares de Accor, realiza un recorrido por las instalaciones del hotel y nos cuenta cómo fue el proceso de conversión.

“Este hotel forma parte de un gran proyecto de remodelación e intervención, la familia propietaria había firmado una alianza con la cadena Accor y nosotros teníamos que transformarlo y adaptarlo para que fuera Mercure”. Para ello trabajamos desde nuestras dos líneas de proyectos en la oficina, tenemos un área de diseño arquitectónico y un área de diseño de interiores.

Dentro del proyecto de arquitectura, trabajamos desde la intervención en las habitaciones para adaptarlas a los nuevos formatos y medidas que nos exigía la cadena. Hasta la intervención de las áreas públicas, que tuvimos que hacer una gran transformación del hotel existente, ya que teníamos que liberar bastante las áreas para hacerlas mucho más flexibles e iluminadas.

Como tercer punto, teníamos que trabajar la integración con otra propiedad que ellos también tienen junto al hotel que es parte del hotel es una propiedad republicana de una casona republicana. Y, finalmente, hicimos la renovación de la fachada, que se adecuó con ventanas anti ruido que era uno de los requerimientos principales

Tuvimos que afrontar dos retos importantes que nos propuso la familia, uno de ellos era la recuperación y utilización de algunos elementos de valor familiar dentro de la propuesta y adaptarlos a su vez dentro de los estándares de la cadena.

El edificio estaba originalmente recubierto con unas rejas que nosotros reutilizamos y readecuamos para las divisiones nuevas del proyecto. Desde el estudio nos encargamos de recortar las rejas, las pintamos y agregamos ciertos detalles para reutilizarlas como divisoras de ambientes, en este caso tenemos la que nos divide el área de recepción del área del lobby, de igual manera tenemos algo similar en la fachada posterior que da hacia la avenida hacia la calle Bolívar detrás del counter de recepción y otra dividiendo la zona de la recepción de los ascensores, también en la zona del bar y queda la división virtual hacia el área del comedor.

Otra de las piezas importantes de la familia, es el cuadro que se encuentra en la entrada del hotel, este ha sido presentado como primer foco visual de la propuesta al igual que algunas de las piezas de mobiliario.

El segundo reto fue lograr la integración espacial de la primera planta, nos pidieron que la recepción, el bar y el lobby estuvieran integrados en un mismo espacio; a su vez, que el bar tuviera frente a la fachada para lograr así generar un mayor consumo del público ajeno al hotel. De la misma forma también nos pidieron que el bar estuviera integrado con el restaurante. Teníamos que lograr una gran planta libre en la distribución arquitectónica con la prerrogativa de los elementos existentes del edificio original. Eso fue un gran reto y lo trabajamos de la mano con los ingenieros que nos ayudaron a revisar las estructuras y ver qué partes se podían eliminar con ello logramos la distribución arquitectónica.

En el patio interior del hotel otro de nuestros retos arquitectónicos fue lograr la integración de dos volúmenes existentes: el edificio principal de habitaciones con la propiedad colindante con frente a la Calle Bolívar, que es una casona republicana. Para ello tuvimos que derribar un muro colindante divisor entre los dos edificios y hacer una serie de nivelaciones de terreno para lograr alcanzar los niveles adecuados. Actualmente, en la parte de la casona se han habilitado los salones de reuniones y el patio viene funcionando como un complemento al área de comensales del comedor que se encuentra lateralmente.

En la habitación donde nuestro proyecto trata de liberar y de recuperar la piel original del hotel. Todas las habitaciones tenían un acabado de concreto cara vista, el cual para nosotros fue como un pie derecho de diseño de interiores. Luego optamos por recubrir algunas partes con estucos, imitando al concreto cara vista y tratamos de hacer un marco que recubre y que enmarca a su vez la posición principal de la de la cama. Este marco disimula la estructura existente que en esa época se dejaba vista, con esto logramos una integración y estética distinta.

La cabecera también fue elaborada en base a piezas de entablonado original, que era un techo que existía en las áreas públicas del primer piso, lo reutilizamos, se re enchapó, se hicieron varias pruebas de tintes hasta lograr el efecto deseado como un “wash”.

En el caso del baño, la opción principal para nosotros era hacerlo sentir de mayor dimensión a la que realmente recibimos para ello utilizamos enchapes de colores muy claros y diseñamos un espejo especialmente para este proyecto, el cual hace ver bastante más iluminado y este y grande de lo que en realidad por sus dimensiones tiene.

Para contactar con García + Torres Arquitectos:

Susana Torres Estrada

Correo: info@garciatorresarq.com

Celular: 970199003

Estudio especializado en diseño arquitectónico y diseño de interiores para hoteles, corporativo y comercial. Trabaja desde la cabida en el terreno pasando por la creación del concepto e imagen hasta el último detalle. En todo el proceso mantiene coordinación con las especialidades involucradas en el proyecto. Experiencia comprobada de trabajos con cadenas hoteleras durante 10 años.

http://garciatorresarq.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *